En el inicio… fueron todas las verdades

porque todas las verdades están metidas en nuestros días, y se quiebran en mil aristas, a la luz de cada mirada,
de cada golpe del corazón, de cada nueva línea del azar

Carlos Fuentes, La región más transparente

México. Ciudad de México.

La verdad. Todas las verdades. ¿Quién tiene la verdad?

En el país-ciudad donde todos creen tener la verdad (los pocos que no la creen tener también alaban su verdad). Donde miseria y riqueza se besan. Solo aquí se toman de la mano la llamada razón y la sinrazón. En México, como ciudad cosmopolita inentendible, se recrea la realidad diaria de la imagen de un país perdido, para algunos llamado nación, para otros, ilusión.

De la delgada línea de los clase-medieros, al ambulante o empresario. Del artista con galerías al artista con bardas callejeras. De los vivo-al-día a los planeamos-a-largo-plazo. De Chimalhuacán, al modelo un día sí y otro no, Santa Fe… Aquí en la Bolsa de valores o allá en la Central de abastos. Aquí en Walt Mart o aquí en el tianguis del Chopo. Aquí en la Roma o muy acá en Tepito. Del recoge-basura al recoge-intereses. Del político al escritor. Del político-escritor al escritor-político… del “nunca-me-he-subido-al-metro” al “ya-vivo-en-el-metro”.

Solo en el México (país y capital) se quiebra la delgada línea entre lo absurdamente racional y lo aceptadamente irracional. Policías y ladrones… policías-ladrones o ladrones con actividades policíacas. Religiosos sin religión. Ateos, agnósticos y libre-pensadores ahí, en medio (¿de la nada o del todo?).

Jóvenes sin fin de vida, ancianos esperando una siguiente oportunidad; los demás, ahí, en medio. Millones de migrantes con vidas al otro lado, millones de capitales extranjeros con vida aquí. Del universitario-preparatoriano-secundario-primario, a aquellos que nunca conocerán, aunque vivan en ella, lo que es su propia cultura (¿ó al revés?).

Este es México. País donde todas las verdades encuentran su sentido. País en donde cada uno, con mirada, circunstancias, medios y recursos diferentes, crece con su verdad, la aplica, reproduce y muere en ella.

Aquí es donde se nos dice que México va “extraordinariamente bien” o donde leemos que las instituciones se van “al diablo”. Éste es el México donde todas las verdades caben… donde la verdad de que llevamos casi dos siglos construyendo nuestra “democracia” me hace pensar, como mi verdad, que al final tendremos la democracia más perfecta del mundo… si es que aún hay país cuando lleguemos ahí.

Todas las verdades. Todas las personas. Aquí, en la región donde el aire transparente, es ya utopía.

Transmitiendo en Live desde México DF, Ciudad de la esperanza.

Anuncios

4 comentarios en “En el inicio… fueron todas las verdades

  1. Y ¿qué es entonces la verdad?. Como escribió Nietzsche:

    ” ¿ qué es entonces la verdad ?, una hueste en movimiento de metáforas, metónimias, antropomorfismos, en resumidas cuentas, una suma de relaciones humanas que han sido realizadas, extrapoladas y adornadas poética y retóricamente y que, después de un prolongado uso, un pueblo considera firmes, canónicas y vinculantes; las verdades son ilusiones de las que se han olvidado que lo son; metáforas que se han vuelto gastadas y sin fuerza sensible, monedas que han perdido su troquelado y no son ahora ya consideradas como monedas, sino como metal..”

  2. “Nada es más importante que la verdad, y con relación a ella, todo lo demás no tiene más que un valor de segundo orden”

    Si lo escribió Nietzsche, tú lo sabes mejor que yo =P

    Cuídate Dejas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s