Skip to content
14 marzo, 2007 / Felipe Delgado

Estados Unidos, otra vez

Antes de tener, más o menos, conciencia de quien era, Estados Unidos me parecía un país muy interesante. ¿Porqué exactamente? No sé. Probablemente era una mezcla de varias cosas: el crecer en la cultura de sus caricaturas, películas, productos, comida… hasta de la afamada “fayuca” (¿así se escribe?), que era la mercancía (en este caso solo importaban los juguetes) que hasta antes del Tratado de Libre Comercio (TLC), era difícil conseguir.

Para cualquier chavito, el hecho de mencionar “Estados Unidos” era como hablar de una tierra lejana, llena de “maravillas”, que se diferenciaban tanto de nosotros, por ser “güeros”, porque todos hablaban inglés. Eran los gringos.

Aparte de mi país, lo más cercano que podíamos imaginar como “otro” país era el vecino del norte. Todo lo demás existía solo en el limbo.

También estaba el aspecto familiar. En Guerrero, de donde es la mitad de mi familia, lo normal era hablar siempre del “otro lado”.

¿El otro lado? ¿El otro lado de qué? (o_O)… pensaba yo.

EU | El gran país de mente chica

Ayer por la tarde, entrevistaban al que había sido embajador de México ante Estados Unidos en los tiempos de la firma del TLC, allá en los lejanos inicios de los 90´s.

Varias cosas de la entrevista me llamaron la atención, pero una puede ejemplificar todo: contaba el ex-embajador que en varias ocasiones, en las negociaciones del tratado, se acercaron congresistas a preguntar por la ubicación geográfica del país que representaba…

Recordemos, eran los congresistas del 1er país, del 1er mundo, 1era economía y demás…

Al final, el embajador – según nos cuenta – platicando con la diplomacia chilena, notó en ellos un cierto optimismo porque, pensaban, ahora que México había firmado su TLC, para Chile sería más fácil. “Pues vayan trayendo sus mapas…”, comentaba el mexicano.

¿De qué tamaño será su mundo?

Quizá el que hizo este mapamundi tenía razón…
Como dicen los vecinos “Enjoy It”. Disfrútenlo.

the World daccord.jpg

O mi super vista me falla, o mi ChilangoLandia no aparece…
Después de analizar esto concienzudamente, puedo concluir varias cosas:

1. No es Pangea (por aquello de cuando los continentes estaban todos unidos y la paz y armonía mundial reinaban, porque creo que todavía no estabamos aquí).
2. Si mi chilangolandia no aparece, ergo, puedo concluir que se trata de un mapa futurista donde, como la Atlántida, de tanto desarrollo y progreso los “dioses” decidieron castigarnos y hundirnos en el olvido y, obviamente, en el agua.
3. El mapa hubiera sido una gran fuente de sabiduría… para los geógrafos de la edad media.

El brother que la subió en spymac.com tenía el nick de “billgatos”, por si alguien reclama su “copyright”…

La ignorancia sobre otros mundos aparte del suyo, no es nuevo cuando se estudia el pensamiento promedio de los estadounidenses.

Y tal vez no sería grave si el asunto se redujera a su clase política. No: parece que es la imagen, más o menos clara, de toda una sociedad. Recuerdo en este momento dos o tres casos ejemplares:

Nicholas Negoponte (ex-director del MediaLab del Instituto Tecnológico de Massachussets MIT, una de las más prestigiosas instituciones de investigación en el mundo), considerado un “gurú” de la tecnología y visionario de un futuro casi utópico. Negroponte escribe en “Ser Digital” (todo un éxito de librerías… allá):

La mayoría de niños estadounidenses no saben cual es la diferencia entre los países del Báltico y de los Balcanes, ni quiénes fueron los visigodos o en que época vivió Luis XIV. ¿Y qué? ¿Se trata, acaso, de algo tan importante?

Nicholas Negroponte

Dejemos que los niños de Negroponte, hoy en el Congreso de su país, le contesten.

Samuel P. Huntington, profesor de la universidad de Harvard y director de la Academia de Estudios Internacionales y Regionales (!) de la misma. En su libro Who are We? The Challenges to America´s National Identity (¿Quiénes somos? Los desafíos a la identidad nacional estadounidense), teme una “invasión mexicana”, junto con toda la ola de inmigración latina, que destruya la identidad y cultura estadounidense:

…A diferencia de grupos de emigrantes en el pasado que llegaban a Estados Unidos, los latinos y mexicanos no se adentran al resto de la sociedad… [rechazan] los valores anglosajones que permitieron construir nuestra sociedad y el sueño estadounidense.

A nivel demográfico, social y cultural, la `reconquista` del suroeste de Estados Unidos por parte de inmigrantes mexicanos está en marcha.

Samuel P. Huntington

Juan M. Alponte, profesor de Ciencias Políticas en la UNAM, da una rápida pero clara respuesta a lo anterior, que parece más una sinrazón e infantilada que otra cosa.

Y para terminar, bajándonos un poco de tanta sabiduría, Eduardo Valle transcribe parte de una carta que el sr. J. A. Menchaca (de clara ascendencia anglosajona), mandó a un diario de Texas:

Tengo el más alto respeto y admiración para el pueblo mexicano. Sé que esta situación no es de su responsabilidad; la responsabilidad recae en el liderazgo de ese país… Quizás la mejor cosa que pudiéramos hacer es invadir México y hacer uno o dos estados. Sólo cuando ellos tengan un gobierno fuerte podrán proveer para su pueblo.

J. A. Menchaca

Resumamos: ignorancia, tintes de racismo y hasta quien piensa que invadir (con mucho respeto) es la respuesta a todo.
Que bien.

Bush On Tour 2007 | De campaña por América Latina

¿Quién es George W. Bush y a qué viene a América Latina?

¿Después de tantos años de conducir a su país, al último de su mandato, se aparece por aquí?

Yo esperaba que Bush, como buen cristiano que es, pasara por cada país de América Latina predicando como el mismo Jesucristo: amando al enemigo. Pero no. Hasta donde sé, no pasó por Venezuela, por Argentina o por Bolivia. Ni soñar en Nicaragua… ¿solo con sus “amigos”?. Eso no me suena mucho a Jesucristo, ni a un hombre del que presumen sus seguidores que en cada acto en su país, “antes le pide a Dios”.

La última parada del tour: Mérida, Yucatán.
¿Porqué Mérida? Aún se preguntan, nos preguntamos, muchos. Quizá pensaban que el ambiente sería el más “tranquilo” de México.

Al final, Bush promete algunos millones de dólares para salud, vivienda y empleo…

¿Viene a dar lo que nuestro gobierno no puede?
¿El principal promotor del neoliberalismo subsidiando lo que su doctrina económica destruye? ¿limosnas?

Al final, todo es igual

Estados Unidos no ha dejado de ser interesante, pero hoy el mundo es más grande. Y, gracias a Dios, no todos los estadounidenses son iguales. Admiro a muchos de ellos, desde investigadores y profesores universitarios, empresarios, creyentes cristianos, músicos, hasta ecologistas… por igual respeto al país que ha acogido a mucha de mi familia y amigos. Pero la visión es amplia.

Al final, mi conciencia me acusa: y si México estuviera en lugar de Estados Unidos, ¿seríamos diferentes? (¿menos ignorantes, menos racistas, menos locos?…)

La respuesta es obvia. Para como estamos hoy… haríamos lo mismo.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Ruth Chávez / Abr 30 2007 4:33 pm

    Man! jajaja qué pasó pescador? qué pasó? Leí tus asuntos

  2. Felipe Alfonso / May 6 2007 12:01 am

    ke onda Ruthzilla? ke ke pasó?… con Bush o conmigo? jeje

    Gracias por leer mis “asuntos” =P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: