Skip to content
19 mayo, 2009 / Felipe Delgado

La vida, ese paréntesis

“Estaré donde menos lo esperes. Por ejemplo, en un árbol añoso de oscuros cabeceos. Estaré en un lejano horizonte sin horas, en la huella del tacto, en tu sombra y mi sombra (…)”

Mario Benedetti (1920-2009)

Benedetti no era un gran filósofo ni un gran sociólogo ni un gran intelectual. Era, como decirlo, alguien que pudiendo ser tan letrado como para aburrirnos como tantos otros gustan, nos regaló su valentía al escribir sobre el mundo que le tocó vivir, pero, sobre todo, nos regaló su tiempo y esfuerzo al escribir joyas como las de La vida, ese paréntesis”.

 ¿Qué nos queda hoy sin  luchadores de palabra como Benedetti? 

Soñar y trabajar. Solo tenemos esta vida,

tan solo un paréntesis entre un algo que hoy no podemos describir.

 

“Cuando el no ser queda en suspenso

el no ser sigue para siempre

se abre la vida ese paréntesis

con un vagido universal de hambre

Somos hambrientos desde el vamos

y lo seremos hasta el vámonos

después de mucho descubrir

y brevemente amar y acostumbrarnos

a la fallida eternidad

La vida se clausura en vida

la vida ese paréntesis

también se cierra incurre

en un vagido universal

el último

Y entonces sólo entonces

el no ser sigue para siempre

Anuncios

6 comentarios

Dejar un comentario
  1. DeJaVu / May 21 2009 6:26 pm

    Me gusta, me gusta.. Creo que hay hombres que dejan huella en esta vida, Benedetti fue uno de ellos. Eso pasa con las personas que tienen el don de describir con palabras las situaciones cotidianas de un ser humano con el toque estilistico que las transforma en cosas bellas compartiéndolas al mundo, y el mundo dice: sí, me gusta, me gusta.. y las adoptamos como si hubieran salido de nuestro intelecto o nuestro corazón.
    Finalmente no queda más que agradecer a Dios por esos pequeños detalles que iluminan la vida, que nos acercan más a lo sublime y nos hacen reiterar que después de todo, la muerte es sólo un sintoma de que hubo vida

  2. Felipe Alfonso / Jun 7 2009 4:06 am

    De verdad me dolió cuando leí que Benedetti se había ido dejavú =/ Pocas veces me pasa eso… supongo que es por lo que dices, que hacemos nuestras las palabras de otros.

    Me gustó la última frase! eres buena, sin duda =P

  3. Déjà Vu / Jun 16 2009 6:43 pm

    Jajaja, me adopté una de Benedetti, me pasa seguido!! oO ¡te acuerdas de una vez que fuimos al museo de las armas y nos explicaban como los invasores decían “ta bonito” y se paracaidearon coyoacán??? jajajaja me recuerda a mi misma.

    ¿¿Cómo trasgiverso las historias no?? jajajaja

  4. Felipe Alfonso / Jun 17 2009 3:04 pm

    TA BONITO!!!

    jajajaja!

    sí! sí me acuerdo! mendigos gachupines… cómo no les iba a gustar?

    Estuvo padre esa vez no? Pero no era el Ex Convento de Churubusco???

  5. Déjà Vu / Jun 18 2009 4:52 pm

    Jajajaja.. te advertí que trasgiverso las historias.. la edad, la edad… me pesan esos 3 meses de ventaja que tengo sobre tí .. jajajaja

  6. Felipe Alfonso / Jun 24 2009 7:36 pm

    Bueno… ya está dado el primer paso: “reconocerlo”… jajaja

    No te creas =P

    Pero de que me llevas ventaja… me llevas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: