Skip to content
3 junio, 2009 / Felipe Delgado

La amistad

-Tú no eres de aquí -dijo el zorro- ¿qué buscas?

-Busco a los hombres -le respondió el principito-. ¿Qué significa “domesticar”?

-Los hombres -dijo el zorro- tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto! Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas?

-No -díjo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa “domesticar”? -volvió a preguntar el principito.

-Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa “crear lazos…

El zorro se calló y miró un buen rato al principito:

-Por favor… domestícame -le dijo.

-Bien quisiera -le respondió el principito- pero no tengo mucho tiempo. He de buscar amigos y conocer muchas cosas.

Sólo se conocen bien las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no fienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!

Fragmento de El principito, de Antoine Saint Exupéry

Anuncios

3 comentarios

Dejar un comentario
  1. Déjà Vu / Jun 4 2009 5:29 pm

    Y una vez domesticado el zorro, le compartió su secreto: “Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.” y entonces comprendió que su rosa le había domesticado.

    Así siento tu amistad Bro, eres único en el mundo para mí porque he perdido el tiempo contigo escuchando tus quejas, alabanzas y silencios (suena feo fuera de contexto ¿no? jajaja)

    Creo que es uno de mis libros favoritos Bro, y recordando la amistad, te dejo una joya de Borges que me encanta y que cuando la leas, espero comprendas que aplica perfecto a tu persona =) TQM


    No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

    No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
    Pero cuando me necesites estaré junto a ti.

    No puedo evitar que tropieces.
    Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

    Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
    Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

    No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
    Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.

    No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar, pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.

    No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

    No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
    Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.

    En estos días oré por ti…
    En estos días me puse a recordar a mis amistades mas preciosas.

    Soy una persona feliz: tengo mas amigos de lo que
    imaginaba.
    Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.
    Es lo que siento por todos ellos.
    Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la
    alegría que sienten al verme.
    Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y
    cuando hablamos, sea en la alegría o sea en la
    serenidad, en estos días pense en mis amigos y amigas, entre ellos, apareciste tú.
    No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
    No encabezabas ni concluías la lista.
    No eras el número uno ni el número final.
    Lo que se es que te destacabas por alguna cualidad que transmitías y con la cual desde hace tiempo se
    ennoblece mi vida.
    Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el
    segundo o el tercero de tu lista.
    Basta que me quieras como amigo.
    Entonces entendí que realmente somos amigos.
    Hice lo que todo amigo:
    Oré… y le agradecí a Dios por ti.

    Gracias por ser mi amigo.

    JLB

  2. Felipe Alfonso / Jun 7 2009 4:11 am

    Y yo también agradezco el regalo de esa verdadera familia extendida que son los amigos, entre los cuales estás tú Bety.

    Escuchando tus quejas, alabanzas, silencios… y “locuras americanistas”, te faltó decir jaja

    Muchas gracias a ti dejavú. Creo que esto del tiempo tiene sus cosas buenas: te da compañeros de vida. Por cierto, no he leído todo el principito… si lo tienes, pásatelo no seas! =P

    • Déjà Vu / Jun 16 2009 6:37 pm

      Jejeje claro que te lo paso!!, lo tengo en electrónico
      e impreso (rayado y viejito como su dueña) jajaja creo que te pasaré el moudernou 😉

      DTB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: